Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

Testimonios en Villavicencio Meta y Quibdó Chocó (Colombia) Enero 2019

Primer testimonio (San Marcos, Villavicencio, Meta): La hermana testifica que hace tiempo estuvo buscando de Dios, y un día tuvo un sueño en el que una persona con barba parado en una puerta le indicaba entrar a un lugar, se fijo que el piso era color azul, ella se preguntaba donde era ese lugar, ella le pidió a Dios que le mostrara ese lugar. En una ocasión le pidieron buscar una dirección en la ciudad de Villavicencio, y la dirección era la Iglesia en San Marcos Villavicencio, a ella le dio mucha alegría ya que era el mismo lugar de sus sueño. Dios le habló por primera vez en profecía que era quien le había llevado a la Iglesia, y le habló de todo aquello lo que había vivido y habló a su corazón. En otra ocasión en profecía le dijo que no olvidara a las personas que le habían ayudado en su pasado, y ella recordó a una persona que conocía hace más de 10 años quien vive en Sincelejo Sucre, y supo que él estaba enfermo de leucemia, lo invitó a la Iglesia y posteriormente y ahora él se congrega en la Iglesia en esa ciudad.

Segundo testimonio (San Marcos, Villavicencio, Meta): Ella le clamaba a Dios por unos dineros que ella necesitaba, y le pedía a Dios en oración. El Señor en profecía le decía que la iba a sorprender y que le entregaría esos dineros de la forma que menos se imaginaba y que le mostraría en sueños lo que ella debía hacer. Sucedió que tuvo un sueño en el que una persona de la iglesia que le indicaba que fuera a una oficina de giros y pagos. Luego Dios le dijo en profecía que recibiría una llamada y que le daría dineros para los anhelos de su corazón. Sucedió que una antigua jefe la llamó y le envió un dinero por causa de su cumpleaños, y resultó que le dijeron que tenía otro giro por parte de una persona que ella desconoce. Y posterior a ello Dios en profecía le dijo que había sido Él quien le había dado esos dineros.

Tercer testimonio (Quibdó, Chocó, Colombia): Dios le prometió que podría seguir con sus estudios universitarios, así que pudo acceder a una beca que aplican aproximadamente 3000 personas, le dieron la Beca y se cumplió la promesa de Dios y va a poder terminar su carrera de contaduría pública.