Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

Testimonios en Ubaque Cundinamarca, Quibdó Chocó y Fontibón Bogotá (Colombia) Enero 2019

Primer testimonio (Ubaque, Cundinamarca): La hermana testifica que el Señor le había prometido que iba a protegerla de un peligro, y ella trabaja en la escuela de Policía General Santander, así es como el día de la explosión del carro en esta institución ella no pudo ir a trabajar, y el lugar de trabajo de ella que es la cocina quedó destruido, el Señor le guardó la vida como lo prometió, Gloria al Señor.

Segundo testimonio (Quibdó, Chocó): La hermana testifica que Dios en profecía le decía que estaría bendiciendo su vientre y le estaría sanando sucedió que tuvo un sueño con la hermana María Luisa en el que le decía que no se preocupara y ella sentía como su bebé se movía y subía y bajaba algo caliente por su cuerpo, y así Dios se manifestó obrando una sanidad en ella luego de esta experiencia. También le decía Dios en profecía que traería a los suyos a sus atrios, ella le oraba a Dios que llevara a su mamá a la Iglesia pero ella siempre le decía que no, Dios le dijo que la traería en el tiempo de Él. Sucedió que un domingo ella iba para la iglesia y recibió una llamada de su mamá quien la estaba esperando en la Iglesia junto a su hermana y sus sobrinos. Dios le dijo que le orara por la vida de sus familiares, y sucedió que su hermano quien esta en servicio militar en La Guajira, un día le dieron la orden de que fuera a un lugar, y el sintiéndose triste se fue hacia el comando, media hora después le informaron que habían quemado un vehículo que él debía usar, guardándole el Señor así la vida, cumpliéndose la promesa de Dios.

Tercer testimonio (Fontibón, Bogotá): La hermana estaba muy triste y cansada por la situación que estaba viviendo con un ser querido. Dios en profecía le dijo que ella iba a vivir un momento difícil pero que se daría cuenta cuan cerca Dios estaba de ella. Sucede que su hija estaba muy enferma, siendo desahuciada por la ciencia médica, y un día su hija tuvo un paro respiratorio, encontrándola prácticamente sin vida, en ese momento la hermana le oró a Dios y le recordó su promesa, y en ese momento ella tuvo una experiencia y Dios le devolvió la vida, y los médicos no se explicaban que había sucedido, y le decían los médicos que de esa forma que le había sucedido nadie vuelve a la vida luego de un paro respiratorio. Ellas le dieron la gloria a Dios, y poco a poco le han ido quitando el uso del tanque de oxigeno, gloria a Dios.