Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

Testimonios en la Iglesia de Guadalupe Dosquebradas, Risaralda (Colombia) Febrero 2019

Testimonio: Dios le guarda la vida de un accidente automovilístico y le guía en sueños
Testifica que Dios le había dicho en profecía, que le guardaría la vida porque habría un peligro de muerte, y que le guaría en sueños y visiones, y Dios le mostró en sueños que estaba en una avenida con dificultades y que ella no era capaz de levantar algo, y en el sueño vio a un hermano de la Iglesia, y sucedió que tuvo un accidente automovilístico junto a su familia ya que su esposo se sintió mal en ese momento que iba conduciendo. Dios les guardó la vida, el carro estuvo por perdida total al estrellarse contra un puente, al suceder eso ella le oraba a Dios, y en ese momento vio al mismo hermano de la Iglesia que vio en el sueño ayudándole. Los médicos estaban sorprendidos porque se encontraban ilesos y ella le da la gloria a Dios porque le guardó la vida y le mostró en sueños para guiarla.

Testimonio acerca de la importancia del Diezmo al Señor:
El hermano testifica que antes de conocer los caminos de Dios, vivió muchas experiencias entre ellas un negocio que tenía él que era muy prospero, pero el hermano no daba el diezmo al Señor. Un tiempo después hubo muchas dificultades en su negocio y un momento de escasez, él no comprendía porque le sucedía ello. Pero luego de un tiempo le diezmó al Señor con solo unas monedas que tenía, le pidió perdón al Señor y Dios en profecía le dijo: He visto tu corazón, como de aquellas pocas monedas, apartarse lo que me corresponde, a partir de este día te voy a bendecir grandemente, nada te hará falta y te daré mucho más. Así sucedió, desde ese entonces nada le ha hecho falta, sus promesas se han cumplido, ahora tiene un hogar, le sirve a Dios en lo espiritual, ha disfrutado de los caminos del Señor.

Dios obra sanidades en su hijo recién nacido:
Testifica que cuando estaba esperando un hijo, Dios le dijo que ese ser estaría delicado de salud, y se enfermó luego de dos años de nacer, se enfermó de los ganglios, lo llevaron a la ciudad de Bogotá, tenía un derrame pleural, una neumonía y una masa en su cuerpo, al verlo el médico, le dijeron que era increíble que el niño estuviera allí sin estar en cuidados intensivos, como un niño normal. Le realizaron de nuevo los exámenes y era sorprendente el estado, dijeron que le iban a abrir el tórax para revisar que era lo que le sucedía, pero la hermana le pidió a Dios que no le hicieran ello, que les mostrara el camino a los médicos, finalmente no le hicieron esa cirugía, y luego de unos meses luego de una resonancia el Señor se ha manifestado y goza de plena salud debido a la obra de Dios en su hijo.