Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

Testimonios en Villavicencio, Meta (Colombia) Diciembre de 2018

Primer testimonio: El hermano testifica que Dios en profecía le hacía la promesa a él y a su esposa que le daría descendencia y se lo recalcaba en las profecías. La ciencia le decía que ellos no podrían tener hijos, pero Dios le decía que orara y dejara todo en sus manos. Así que durante unos exámenes de rutina encontraron que ella estaba embarazada pero le dijeron que su hijo nacería con deformidad o que fallecería en corto tiempo, y sucedió que su bebé nació  sano, en perfectas condiciones de salud, le da la honra y gloria al Señor.

Segundo testimonio: Cuando ella llegó a la iglesia estaba desahuciada por la ciencia médica, y luego de varios exámenes se presentó al médico y le dijo que la dejaran morir y descansar. Cuando llegó a la Iglesia por primera vez, sus hijos tenían dos y diez años, Dios le dijo en profecía: “hija y no te voy a llevar todavía, tu verás a tus hijos siendo profesionales” Y fue tanta la grandeza de Dios que su hija ya se graduó de dos carreras y su hijo está próximo a graduarse como enfermero jefe. También testifica que Dios le dijo que uno de los suyos estaría cercano a la muerte, pero que no debía angustiarse ni preocuparse, sino que ella debía clamarle con todo su corazón, porque ella era un fiel testimonio para los demás. Así fue que su nieta al tener un mes de nacida bronco aspiró y falleció, la hermana al tomarla en sus manos le oró a Dios, y no se angustió y solo le clamó a Dios, y su otra nieta de 4 años en ese momento le cantaba coros a Dios, y su hija comenzó a reanimarla, y la llevaron al hospital, a pesar del tráfico, Dios dispuso todo para llegar a la clínica con una caravana de policías, llegaron y las atendieron, hoy su nieta tiene 5 meses y continua con vida, testifica para darle la gloria al Señor.

Tercer testimonio: Dios le dijo en profecia que recibiría una llamada que impactaría su corazón, pero le dijo que no se preocupara porque el Señor se manifestaría con todo su poder y gloria. Sucedió que su hijo falleció de un infarto en la noche, y la hermana le oró a Dios, le recordó su promesa y al as 2 horas Dios el devolvió la vida y le dio una experiencia y hoy en día se encuentra bien. Dios le dijo a la hermana que le permitiría ver como ha crecido su pueblo, y así fue que estando en la ciudad de Pereira, Dios le prometió que vería como crecía la iglesia, y se sorprendió al ver la grandeza del Estudio Bíblico que se realizó en Pereira con la hermana María Luisa. Dios le decía en profecía a la hermana que tenía un hijo en la drogadicción, y a un hijo de ella le decían “la fiera” y el Señor le prometió que levantaría a ese ser que estaba en el fango, porque había visto cuanto ha llorado y ha sufrido, y que a esa fiera la convertiría en cordero y que un día lo vería predicar su evangelio. Hoy le da la honra y gloria a Dios, porque su hijo ha ido de triunfo en triunfo. Son muchas las promesas de Dios que le ha cumplido.

Cuarto testimonio: La hermana llegó hace 10 años a la iglesia, y su hija en ese momento tenía 2 años, y tenía una displasia de cadera, debido a ello le dijeron que tendrían que hacerle un trasplante de cadera. Su mamá quien asiste a la Iglesia en Estados Unidos le invitó a la Iglesia y le dijo que asistiera en la ciudad de Villavicencio, al llegar a la Iglesia Dios en profecía le dijo que no se preocupara por ese ser que tanto ama, porque estaría obrando sanidad en ese ser, y al pasar los meses el médico insistía en el trasplante de cadera, y sucedió que Dios se glorificó y en un control el ortopedista revisaba las radiografías y le dijo que su hija estaba sana y que no necesitaría de una cirugía, ya que le decían que cada año le tendrían que hacer una cirugía, y hoy en día su hija tiene 13 años y tiene una vida normal y sana. Le da la gloria a Dios.