Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

Testimonios en Nuevo Kennedy, Bogotá, Colombia (Diciembre de 2018)

Primer testimonio: La hermana testifica que ella anhelaba una Biblia y tuvo un sueño en el que ella estaba con el Señor Jesucristo, y en la mesa había una Biblia y el Señor le decía que si ella la quería, y le dijo: Tómala. Y ella le dijo al Señor: muchas gracias Señor. Y Hace pocos días su mamá le pudo comprar una Bíblia.

Segundo testimonio: Dios le permitió cruzar fronteras a presentar un examen muy difícil, el cual varias personas de su oficina habían intentado pasar el examen y él ha sido el único que lo ha pasado, el hermano pidió imposición de manos y el Señor le respaldó. También cuenta la forma en que los hermanos de la iglesia en ese país donde estuvo, le recibieron de muy buena forma y el se ha sorprendido, le da la gloria a Dios.

Tercer testimonio: Testifica que al llegar a la Iglesia, estaba perdido y caminaba sin saber a donde ir, el pasó por en frente de la Iglesia y el vigilante le invitó a seguir, pero el le respondió que estaba buscando empleo y al entrar a la Iglesia comenzó a llorar y a llorar, pero él no comprendía porque lloraba si no estaba triste. Una vez recibió profecía, el Señor le dijo que no temiera, que le sanaría, que le daría los dineros que necesitaba, y Dios lo ha sanado de la vista, lo sanó de sus problemas de asfixia y hoy en día tiene un buen trabajo donde gana muy bien, le da la honra y gloria al Señor.

Cuarto testimonio: Al llegar por primera vez a la iglesia, Dios le dijo que le daría un hijo, y meses después quería junto a su esposo tener un hijo y le dijeron en el médico que tenía una menopausia precoz y que nunca sería madre, pero al salir del consultorio recordó lo que Dios le había prometido y el Señor le cumplió, ya tiene su hijo.

Quinto testimonio: La hermana cuenta que estando en una entrevista laboral había una persona detrás de ella que le decía: no se preocupe que este empleo es para usted, y esto así sucedió. Luego testifica que un día fue a diezmar a la iglesia y saliendo de la Iglesia se le había olvidado dar el diezmo, pero sintió algo que le recordó y se devolvió a diezmar y sintió mucha alegría en el corazón, ya que fue Dios mismo quien le recordó dar el diezmo.