Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

Testimonios en Dosquebradas Risaralda, Bucaramanga Santander y Villamaría Caldas (Colombia) Diciembre de 2018

Primer testimonio (Guadalupe, Dosquebradas, Risaralda): Testifica que antes de llegar a la iglesia pertenecía a las pandillas, y también llegó a los vicios, era rebelde con sus padres y familia. Los vicios lo llevaron a ser habitante de calle, estuvo en centros de rehabilitación pero al salir siempre reincidía en las drogas, pero su mamá tenía la promesa de Dios de que lo libertaría, y Dios lo llevó a la Iglesia y el Señor le dijo en profecía que lo había guardado, en ocasiones el enemigo le puso dudas y trampas, lo hacía sentir menos, pero Dios en profecía lo consolaba y lo ha transformado y le da la honra y gloria al Señor.

Segundo testimonio (Bucaramanga Norte): Dios le dijo en profecía que lo iba a libertar en una fiesta espiritual, y Dios lo libertó de una hechicería que le habían hecho para dominarlo, ya que un día no podría dejar de pensar en una mujer, pero Dios le dijo en profecía que asistiera a los Estudios Bíblicos, y en la iglesia Dios lo libertó y le da la gloria a Dios.

Tercer testimonio (Villamaría, Caldas): Testifica que Dios en profecía le decía que iba a quitar las dolencias y achaques de su cuerpo, ella sufría de neuralgias, en el médico no encontraban la razón del dolor. Dios le dijo que Él también daba bendición en las enseñanzas, y que en una enseñanza la iba a bendecir y fue así como un día llovió mu fuerte durante la enseñanza y ella siempre se enfermaba cuando había frío, amanecía enferma, pero desde ese día que llovió tan fuerte durante la enseñanza, Dios obró sanidad en ella porque a pesar de los cambios de clima no ha vuelto a sentir el dolor, le da la gloria al Señor.

Cuarto testimonio (Villamaría, Caldas): Dios le decía en profecía que lo estaría cuidando de un peligro y que vería su mano poderosa, así fue que tuvo un accidente de transito, en el que su vida se vio en riesgo, en ese momento recordó la profecía y le oró a Dios y en los exámenes encontraron que su codo se había destruido, y el hermano le oraba a Dios y le pedía que tuviera misericordia, al hermano le trasladaron a un hospital de mayor nivel y al realizarle nuevamente los exámenes no encontraron dicha fractura, él no podía mover sus dedos y posterior a ello le encontraron que la fisura no alcanzaba a tener 1 milímetro de grande y le da la honra y gloria a Dios por este milagro.