Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

Testimonios en Tuluá y Villavicencio (Colombia) – Diciembre 2018

Primer testimonio (En Tuluá, Valle): La hermana testifica que Dios en profecía le dijo que llegaría un momento difícil para su vida, pero que no se preocupara porque Él estaría con ella. Sucedió que tuvo un accidente en el que rodó por las escaleras con su hija, se fracturó su mano y en el médico le dijeron que iba a perder la movilidad de la mano. Y un día a través de la imposición de manos en la Iglesia, empezó a ver como se despegaban sus dedos y a sentir hormigueo en su mano, ya que no la sentía, Dios le había dicho que Él era quien tenía la última palabra, y posterior a ello tuvo una cirugía de reconstrucción y al otro día de la cirugía comenzó a sentir su mano, Dios también le solventó todo el dinero para pagar los gastos médicos.

Segundo testimonio (En Villavicencio Terminal, Meta): Dios le prometió en profecía que entraría a una empresa muy grande y comenzaría desde un cargo bajo, pero que iría ascendiendo, así fue que obtuvo un empleo en una petrolera, poco a poco fue ascendiendo, y hace un mes tiene un cargo importante que en ese momento veía inalcanzable, a pesar de que el es ingeniero industrial mas no ingeniero de petróleos. Dios le ha ayudado en su trabajo dándole ese cargo, las personas le preguntan ¿quien lo puso ahí? y el hermano responde que fue Dios. A través de este testimonio el ha llevado personas a la Iglesia. El hermano hoy en día es pastor de la Iglesia y sus compañeros de trabajo se sorprenden por ello. Dios le ha dado gracia ante sus jefes y el hermano se sorprende y le da la gloria al Señor.

Tercer testimonio (En Villavicencio Terminal, Meta): La hermana, quien viene de la Iglesia de San José del Guaviare, Dios le dijo que le permitiría viajar y conocer muchas de sus obras, y esto se ha ido cumpliendo. Hace un tiempo le habían detectado cáncer en su vientre, pero Dios le prometió que la sanaría y esto se ha cumplido. Dios le dijo que nos e preocupara por sus seres queridos, que guardaría a uno de ellos de un accidente de muerte, y así se cumplió. Antes de llegar a la iglesia era una persona muy infeliz y le preguntaba a Dios el porque estaba viviendo, ya que no era feliz, pero Dios en profecía al legar a la iglesia le habló al respecto y le dijo que le daría felicidad en su corazón, el Señor le ha dado grande felicidad en su corazón. Dios también le ayudo ya que su hija tenía una cirugía de corazón abierto, y ella orándole a Dios, y aunque tuvo dificultades en el proceso, Dios le sorprendió obrando en su hija.