Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

Testimonios en Sosiego Bogotá, (Colombia) Barcelona y Torrevieja (España) – Junio 2019

Primer testimonio (El Sosiego, Bogotá, Colombia):
Testifica que al llegar a la Iglesia su hijo estaba sordo, pero Dios le dijo en profecía que no se preocupara por que haría un milagro en su hijo. Los médicos encontraron que su hijo tenía una masa en los oídos, y no tenía huesos en los oídos, pero el hermano confió en el Señor. Le hicieron una cirugía al niño y el médico se sorprendió porque aparecieron todos los huesos del oído, Dios le había dicho que la ciencia le iba a decir que él tenía un ángel, pero que en ese momento el debía decirle que tiene un Dios grande en los cielos y así sucedió, en ese momento el hermano recordó la promesa y le dijo a los médicos que tenía un Dios muy grande que hizo la obra.

Segundo testimonio (Barcelona, España):
Testifica que Dios le decía al llegar a la Iglesia, que le había guardado su vida, y hace años en una ocasión un compañero de trabajo le dijo que intercambiaran puestos y sucedió que cayeron unas rocas y su compañero murió en lugar de él. En otra ocasión una carga pesada le cayó encima pero nada le sucedió, también el Señor le prometió que ajustaría todos sus órganos y su corazón, su palabra se ha cumplido.

Tercer testimonio (Barcelona, España):
Testifica que Dios lo sanó de malaria, también el Señor lo sanó de taquicardia y cáncer; su corazón estaba delicado, pero Dios siempre le decía que lo sanaría, y así el Señor lo ha hecho, lo cual los médicos no han comprendido que sucede, pero el hermano invitó a los médicos a la Iglesia.

Cuarto testimonio (Torrevieja, España):
Testifica que cuando su hija iba a dar a luz, Dios le prometió en profecía que se manifestaría en ella, que estaría en esos momentos difíciles asistiéndola y que haría un milagro. Su hija durante el parto tuvo una hemorragia se le había roto una arteria, el bebé había tomado líquido amniótico, y había fallecido enredado en el cordón umbilical, pero luego los médicos hicieron la cesarea, lo reanimaron y se produjo un milagro, ya que su bebé se encuentra con vida y la hermana le da la gloria a Dios, porque este era el milagro del que Dios le hablaba.