Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

Testimonios en isla de Aruba y Bogotá – Septiembre 2019

Primer testimonio (Aruba): La hermana es Haitiana y vive en Aruba. Ella testifica que cuando llegó a la iglesia con su madre, era un culto de alabanza, ese día cuando salieron del culto se burlaban de lo que habían visto en la iglesia, pero en la noche su mamá tuvo un sueño donde un grupo satánico quería hacerles daño, pero los hermanos de la iglesia los rodeaban para protegerlos. al despertar del sueño deciden seguir asistiendo a la iglesia, y Dios comienza a convencerlas y a guiarles.

En otro sueño la hermana ve que en la cocina donde trabaja se está incendiando. Pocos días después había una fuga de gas en su trabajo y ella se acordó del sueño y evitó que se prendiera fuego en su trabajo y así Dios la protegió y le guardó la vida.

Además la hermana testifica que tenía un hermano que guardaba mucho rencor en su corazón, que era una persona muy difícil y que llevaba mucho tiempo sin hablar con él. Pero ella cuenta que tuvo un sueño donde veía a su hermano sentado al frente de un letrero grande de la IDMJI, y ella le decía: Tú tienes que ir a esa iglesia para que Dios te cambie. Cuenta la hermana que al otro día su hermano la llama y ella comienza a enviarle los testimonios de la iglesia y su hermano decide asistir a la iglesia en Brasil. Dios hizo el milagro, porque su hermano ha cambiado y ya Dios lo está guiando por medio de sueños.

Segundo testimonio: (Prado Veraniego, Bogotá, Colombia) La hermana testifica que Dios le venía diciendo que la estaba sanando de una enfermedad, y así fue que Dios la libertó a ella y sus hijos de una brujería. El Señor también le ayudó en lo económico, ya que tenía mucha escasez de comida en su casa, y ella le oró a Dios diciéndole que mirara su cocina y su nevera, así fue que su hija le regaló un mercado, también tenía otras necesidades y un día barriendo debajo de su cama encontró un billete nuevo, y la hermana glorificó a Dios. En nada le ha faltado dándole comida y el dinero que ella necesita.