Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

Testimonios en Guadalupe Dosquebradas, y Engativá, Bogotá (Colombia) Octubre 2018

Primer testimonio: El hermano testifica que desde que llegó a la iglesia, Dios le decía en profecía que su mamá iba a estar en una difícil situación de salud, pero que Él iba a estar con ellos. Así es que su mamá desde los 40 años ha sufrido de obesidad mórbida pesando 120 kilos, ella sufría de varias enfermedades debido a esto, su mamá estuvo en cuidados intensivos, estuvo inconsciente, los médicos le dijeron que ella no iba a sobrevivir, el hermano le oró a Dios, y le impuso las manos a su mamá y al día siguiente empezó a recuperarse.

Dios le dijo en profecía que no se preocupara, y en el transcurso de 3 meses a pesar de que sus músculos ya no respondían, el Señor le levantó de la camilla, después de 6 meses pudo asistir a la Iglesia. Dios le decía que ella iría a la Iglesia sin ninguna ayuda, y Dios ha sanado a su mamá, ya no necesita la insulina, ha bajado de peso, la ha rejuvenecido, ha recuperado su vista y le da la gloria al nuestro Señor por esta obra.

Segundo testimonio: Testifica que lleva 4 años en la Iglesia, ella tenía tristezas en su corazón, y Dios le dijo en profecía que dispusiera su corazón para asistir a la Iglesia, que asistiera a las alabanzas y escudriñar su palabra, y que en un Estudio Bíblico le estaría libertando. Así fue que en una alabanza Dios le quitó la tristeza de su corazón y recibió el bautismo con el Espíritu Santo.

Tercer testimonio: Testifica que hace dos años que Dios le decía que mostraría su poder, que probaría su fe y convicción, así que encontraron un cáncer agresivo en su cuerpo, le dijeron que solo tendría 4 meses de vida, le hicieron todo el tratamiento, quimioterapias, estuvo en silla de ruedas unos meses, le dijeron que su enfermedad sería de por vida y que podría fallecer en cualquier momento. Ella le oraba a Dios, y el Señor le decía que hiciera todo lo que los médicos le decían, pero su estado desmejoraba, la hermana supo que Dios le levantaría de esa enfermedad, le pidió a Dios que no le hicieran mas las quimioterapias, Dios le dijo que no se preocupara y no se angustiara, la hermana pensaba que estaba haciendo algo mal, le clamó a Dios ante esta situación difícil, llegó el momento en que no podía leer la Biblía, pero Dios le daba experiencias ante esa situación. Dios hizo su obra porque le suspendieron las quimioterapias, ya no encuentran el cáncer, y 3 de los médicos se están congregando en la Iglesia gracias al testimonio de la hermana, Dios ha obrado en los médicos, para gloria del Señor desapareció el cáncer en ella.