Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

Testimonios en Apartadó, Antioquia (Colombia) Agosto 2018

Primer testimonio: La hermana testifica que Dios le prometió que restauraría su hogar, ya que en ese momento tuvo dificultades en su matrimonio, la situación fue muy difícil ya que su esposo cayó en las drogas. Dios le decía a través de la profecía que no se preocupara. Así fue que con el tiempo Dios transformó a su esposo, lo sacó de las drogas y situaciones difíciles, y ahora lo trajo a la iglesia, restaurando su hogar.

Segundo testimonio:
El hermano testifica que muchos de los suyos llegarían a la iglesia, y así fue que un tío de él quien vive en una vereda a las afueras de Necoclí, fue a la ciudad a vender unos cocos, y no los pudo vender, y al preocuparse el hermano lo invitó a la Iglesia; y al ir su tío a la Iglesia, Dios le habló en profecía diciéndole que no se preocupara por sus ventas: “¿Porqué te preocupas por esos cocos?”, Y al salir del culto el Señor puso gracia en él y al ir a trabajar pudo hacer todas las ventas.

Tercer testimonio: Dios en profecía le dijo que estaría pasando un momento muy difícil lo cual haría que toda su familia se reuniera; también le dijo a ella que fuera muy fuerte, que le daría sabiduría, que debía orar bastante, y sucedió que hace 6 meses salió de cuidados intensivos por un dengue que le produjo neumonía. Ella no se enfermaba normalmente, así que esta situación fue una sorpresa para ella.

Siempre le pidió mucho a Dios que le ayudara a sanar, que le diera sabiduría y fortaleza a su familia. Ella estuvo muy cercana a fallecer y su familia se reunió debido a la situación. Sus pulmones estaba llenos de liquido pero posteriormente se recuperó muy rápido para sorpresa de los médicos y le da la gloria a Dios por el cumplimiento de su palabra ya que la sanó y le dio mucha fortaleza a ella y a los suyos.

Cuarto testimonio: La hermana testifica que su sobrina estado en estado de embarazo tenía unos dolores muy fuertes, y al ir a la clínica no encontraban lo que le sucedía, y después encontraron que tenía peritonitis, luego de que fuera tratada y que se hubiera recuperado de ello, Dios en profecía le dijo a su sobrina que le había guardado la vida y que se iba a glorificar en ese ser, refiriéndose a su bebé que estaba por nacer. Cuando su niña nació tenía una deformidad en sus piernas, le dijeron que si la operaban no podría caminar de por vida.

Las primeras radiografías mostraban que tenía las dos rótulas separadas, y posterior a ello realizaron otras radiografías para proceder con la cirugía y encontraron algo totalmente diferente, el médico pregunto que si se trataban de radiografías del mismo caso de la niña, ya que no coincidían y al confirmarlo, el médico se sorprendió y dijo que era un milagro, y que si se podía quedar con las radiografías ya que era algo sorprendente, pero se traba de la obra de Dios en ella.