Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

Testimonios obra de Hialeah, Florida, Estados Unidos – Abril 2019

Testimonio – El Señor sana y liberta de bulimia y anorexia:
La hermana testifica que Dios le habló que iba a estar enferma y meses después sufrió de anorexia y bulimia. Se pasaba hasta cuatro días sin comer y vomitaba 16 veces al día. Ella estaba obsesionada con su peso y quería ir al gimnasio todo el tiempo, quitándole el primer lugar a Dios. Se despertaba a las 3 de la mañana a correr, pero no a leer la biblia. Los psicólogos decían que tardaría años en recuperarse, pero Dios prometió que iba a ser de la noche a la mañana. Ella se dedicó a Dios y reconoció delante de él su vanidad y le pidió a Dios que no quería ser así. Cuando fue honesta con Dios, El Señor poco a poco la comenzó a limpiar y a libertar. Dios en sueños le daba de comer, le enseñó a comer y a tener buenos hábitos alimenticios. Y tal cual Dios lo prometió, de la noche a la mañana ya no vomitaba ni estaba obsesionada con la comida. El Señor la sanó y la libertó.

Testimonio – El Señor promete darle a un hermano una empresa y ayudarle a administrarla:
Hermano testifica que Dios le dio el dinero para empezar su propia empresa y así fue como pudo obtener un préstamo el cual pagó en menos de un año y ya la empresa tiene ganancias. El Señor le prometió guiarlo a través de sueños y un día no tenía dinero para pagarle a los empleados y le oró al Señor. Dios en un sueño le mostró un error que el banco había cometido. Al día siguiente llamó al banco y efectivamente había un error el cual corrigieron, Dios se manifestó y le acreditaron el dinero en su cuenta. Hubo otro sueño donde él estudiaba los planos de un proyecto y una mano gigante trazaba las líneas y sacaba medidas. Al día siguiente fue a trazar todo lo que había visto en el sueño donde Dios le mostró errores de medidas y él pudo corregirlos. Por último, testifica que recibió una llamada de una persona que le decía que el acababa de estar en su oficina ofreciendo sus servicios y que estaban interesados en unos estimados, la sorpresa es que Dios fue quien hizo todo porque el hermano no había estado en ese lugar.

Testimonio – Dios provee una bendición laboral muy hermosa:
Hermano testifica que después de Dios sanarlo de leucemia fue declarado deshabilitado por un tiempo, durante esos meses se preocupó sobre que iba a hacer cuando pudiera volver a trabajar, entonces le oró la Señor sobre las ofertas laborales que tenía y le pidió en detalle por un trabajo que le permitiera poder congregarse más seguido en la iglesia, una vez ya fuera declarado competente para trabajar de nuevo, le dijo al Señor que de que le serviría tanto dinero si no iba a poder servirle, que él quería un trabajo en horario de oficina, cerca de la iglesia, que le generara el dinero suficiente para poder vivir. Dios le habló en una experiencia espiritual y le dijo que no se afanara, que él le pondría en el lugar que sería su voluntad. El le agradeció al Señor y le pidió perdón por preocuparse, Dios le dio el trabajo, donde trabaja menos horas de las que trabajaba antes pero gana más, tiene unos jefes comprensivos y Dios lo bendijo espiritualmente dándole más tiempo para servirle a él.