Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

Testimonios en Suba Flores, Bogotá – Agosto 2016

Primer testimonio: El Señor le dijo en profecía que uno de los suyos estaría en delicado estado de salud, pero que se glorificaría con su mano poder y grandeza y que ese ser le serviría a Dios en la Iglesia. Así fue que el Señor sanó a su esposa de cáncer, y también su esposa esta sirviendo en la Iglesia. Al hermano Dios le ha concedido la promesa de viajar por muchas partes, donde estaría compartiendo con sus hijos. Dios ha cambiado su vida y testifica para gloria de Dios.

Segundo testimonio: Dios le dijo en profecia a la hermana que estaría guardando la vida, así fue que Dios le guardó la vida al cruzar una avenida y guardarla de que un vehículo de transporte masivo la arrollara. Hace años el Señor le decía que su hija partiría a su presencia, pero la hermana le clamaba a Dios por ello y le oró por la vida de su hija. La hermana tuvo una experiencia en sueños, dónde la hermana María Luisa le explicaba porque razones no debía hacerle una cirugía a su hija, al tener la cita con el médico tal cual como en el sueño le explicaron porque no debían hacerle la cirugía a su hija, y así el Señor tuvo misericordia y le guardó la vida a su hija.

Tercer testimonio: El Señor le dijo en profecia a la hermana que asistiera a la ciencia médica, así fue que le encontraron cáncer de tiroides y los exámenes salieron mal, le dijeron luego de una biopsia que debían operarla y hacerle una ecografía con ultra sonido y Dios le decía en profecía que confiara en Él, pero el Señor se manifestó y en uno de los procedimientos le dijeron que estaba bien y que no entendían los médicos porque la habían enviado a realizarse esos exámenes, ya que se encontraba sana.

Cuarto testimonio: El hermano testifica que una noche vieron a una persona que dormía en la calle y tuvieron en su corazón el animo de ayudarle, al recibir la ayuda la persona le causo mucha curiosidad y quiso ir a la Iglesia y esta persona de la calle se conmovió y Dios le habló de su vida, Dios limpió y sanó a esta persona y lo sacó de las drogas, le ayudo a recuperar su familia y una vivienda que había perdido y recibió el bautismo con el Espíritu Santo, la gloria sea para el Señor.