Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

Testimonios en Sosiego y Suba Flores, Bogotá (Colombia) Mayo 2018

Primer testimonio (Suba, Flores): La hermana testifica que Dios le dijo en profecía que iba a tener una dificultad pero que el estaría ayudandole, la hermana tuvo un accidente en el que se fracturó la columna, los médicos le decían que no volvería a caminar y confiaba en las promesas de Dios, la hermana fue a Guayaquil Ecuador, y allí durante un Estudio bíblico en la oración el Señor la sanó y pudo volver a caminar.

Segundo testimonio (Suba, Flores): La hermana testifica que desde su juventud a sufrido de una enfermedad llamada Miomatosis uterina y su caso era severo. Tuvo cirugías y esta enfermedad se reproducía y le dijeron que debían sacar sus órganos, le extrajeron el útero y otros órganos. A los pocos meses llegó a la Iglesia y Dios le prometió que le daría felicidad y le restauraría los órganos, y así se cumplió, le quito su tristeza y le dio los dones espirituales, le dio un hogar, y su vida ha sido bendición tras bendición, y luego de 11 años le hicieron un examen debido a un dolor muy fuerte en su abdomen y encontraron que su útero y ovarios estaban en perfecto estado y le dieron la gloria al Señor porque ella no tenía estos órganos pero Dios los restauró y el Señor le confirmó en profecía.

Tercer testimonio (Barrio El Sosiego): La hermana testifica que Dios le decía en profecía que cuando llegaran enfermedades le orara. Un día su hijo le dolía su pecho y un día lo llevaron a urgencias, la hermana le oraba a Dios ya que no encontraban un cardiólogo infantil para que lo atendieran, la hermana le dijo a Dios que Él era el único que tenía sus vidas en sus manos. Y sucedió que los remitieron a una clínica importante en la ciudad y no tuvieron que pagar nada y encontraron posterior a ello que estaba completamente sano de su corazón.

Cuarto testimonio (Barrio El Sosiego): El hermano testifica que tuvo un accidente con su esposa en motocicleta, donde los colisionó una moto de frente, y el otro motociclista falleció, su esposa y el quedaron afectados, el hermano despertó dos días después del accidente con múltiples fracturas en su rostro y en su cuerpo. Los médicos decían que tenía una lesión en la columna y que posiblemente perdería su ojo y oído izquierdo, le fue reconstruido su rostro y escucha perfectamente, y el hermano le da la gloria a Dios porque le ha dado una vida nueva.