Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

Testimonios en Sabadell y Granada (España), Buenos Aires (Argentina) y Bucaramanga (Colombia) – Noviembre 2019

Primer testimonio (Sabadell, España): Testifica que Dios le dijo que la estaría aliviando de todos los dolores, ella tomaba un medicamento, y un día al ir a la farmacia le dijeron que ya se había retirado este producto del mercado, la hermana le oró a Dios para que la sanara, Dios le decía en profecía: “Ve al estudio bíblico, ve a la alabanza”. Y en ocasiones iba con mucho dolor en su estómago, con un ardor muy fuerte. Un día en una alabanza estuvo con mucho gozo y al salir de la iglesia ese dolor ya no lo sentía, antes había cosas que no podía comer porque le hacían daño, pero ahora puede comer de todo tipo de comidas, le da las gracias a Dios por ello.

Segundo testimonio (Granada, España): Testifica que en el médico a su mamá le habían diagnosticado cáncer de páncreas, tuvo una operación en la que le quitaron 4 órganos, pero Dios le dijo en profecía que la iba a sanar, y luego le dijeron que ya el cáncer de páncreas había desaparecido y que está sana. Gloria a Dios.

Tercer testimonio (Buenos Aires, Argentina): Dios le dijo que estaría guardando la vida de su familia, que pasaría un momento difícil con la salud de uno de los suyos y sucedió que su mamá sufrió un accidente cerebro vascular, ella estaba mal y les dijeron que no saldría con vida de allí, pero un día al salir de la alabanza, le llegó la noticia al hermano de que su mamá estaba bien, en 24 horas se recuperó y su mamá se encuentra en perfectas condiciones en su casa, recuerda todo y el hermano le da la gloria a Dios.

Cuarto testimonio (Buenos Aires, Argentina): La hermana testifica que Dios en profecía le decía que el enemigo quería poner tropiezos en su vida en cuanto a la salud, y sucedió que tuvo un accidente y explotó la ducha, donde abundante agua caliente le cayó en su cuerpo, tuvo un dolor agudo, pero la hermana vio la mano de Dios, ya que guardó la visión de su ojo porque pudo perderlo, el Señor le ayudo en todo. La hermana le agradece a Dios porque le guardó la vida. En otra ocasión, Dios le decía que no permitiría que nada le sucediera a los suyos, y pasó que se cayó la mitad del techo de la casa de sus familiares pero nada le sucedió a los suyos.

Quinto testimonio (Bucaramanga Centro, Colombia): La hermana testifica que una persona le invitaba a la Iglesia y no creía, y un día perdió su empleo y decidió ir a la Iglesia, cuando Dios le habló en profecía ella se conmovió y dijo: Aquí está un verdadero Dios, porque me ha dicho cosas que solo Dios las sabe. Y a partir de allí comenzó a congregarse en la Iglesia, Dios le cumplió muchas promesas, entre ellas le cumplió el anhelo de tener el empleo que siempre había querido, Dios ha protegido a los suyos de peligros de muerte. Gloria a Dios.