Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

Testimonios en Pereira, Manizales y Bogotá (Colombia) y en Barcelona (España) – Enero 2020

Primer testimonio (Pereira Centro, Risaralda, Colombia): Dios le dijo en profecía que estaría en una fiesta espiritual y que a través de la Hna. María Luisa obraría una sanidad en ella. Así es que ella tenía un brote en su piel muy grande, brotes del tamaño de una moneda, que le causaba mucha comezón y no podía dormir, ademas de no poder realizar ninguna labor. Dios en profecía le dijo que orara porque era una brujería, pero que tuviera paciencia porque la estaría libertando. El día del Estudio Bíblico con la visita de la Hna. María Luisa Piraquive, ella asistió, y al terminar el Estudio Bíblico ya estaba sana, gloria a Dios.

Segundo testimonio (Manizales, Caldas, Colombia): Dios en profecía le dijo que su progenitora estaría pasando momentos difíciles en su salud, así fue que su mamá tenía una enfermedad cerebral degenerativa, y los médicos le decían que en un año estaría en silla de ruedas, pero Dios no permitió que esto fuera así. Recientemente en un control con neurología, le dijeron que no parecía que hubiera tenido esta enfermedad, y la hermana vio la mano de Dios. El Señor le dijo que libertaría a un pequeño de su familia, así que Dios le ha ayudado ya que uno de los suyos ya no necesita de tanta intervención médica, y le da la gloria a Dios.

Tercer testimonio (Barcelona, España): Testifica que en el trabajo tocó un producto químico lo cual le hizo que sus manos se agrietaran. Al ir a la alabanza se sintió triste porque no podía alabar a Dios con sus manos debido a las heridas, pero el hermano le oró a Dios y le pidió por ello, que se deleitaba en sus maravillas. Y al día siguiente aquellas heridas ya estaban secas.

Cuarto testimonio (Calle 80, Bogotá, Colombia): Dios le decía en profecía que cumpliría todos los anhelos de su corazón, así fue que Dios le permitió ser directora del asilo municipal, al llegar encontró a 30 abuelitos que estaban en un abandono muy grande, Dios le dijo que le daría reconocimientos, y el Señor le ayudó para que todas estas personas mayores recibieran muchas bendiciones, así como que en varios de ellos Dios obró milagros, y Dios le dijo que los bendeciría y que les permitiría ver su manifestación, entre ellos uno de los abuelos tenía un medicamento muy fuerte y un comportamiento agresivo, el no reconocía a sus familiares, pero la hermana lo llevó a la Iglesia y Dios restauró su mente, su memoria y su salud, sus familiares les habló de Dios y de su iglesia, Dios hizo sanidad en la columna del abuelo, y siguió asistiendo a la Iglesia. Dios hizo muchos milagros en ellos y a la hermana le dieron un reconocimiento por su labor. Le han designado nuevamente como directora. Gloria a Dios.

https://idmji.org