Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

Testimonios en Pereira Centro (Colombia) Junio 2018

Primer testimonio: La hermana testifica que Dios le prometió, que ese ser que había ido a tierras lejanas volvería y que ella vería eso cambios positivos que haría en él. Su hijo era muy rebelde, andaba en vicios y Dios lo llevó por 5 años al exterior, y al volver la hermana vio todo estos cambios y el ama lo del Señor. También le dijo Dios en profecía que visitara la ciencia médica porque tenía una enfermedad, y al ir al médico le encontraron una enfermedad y que le debían practicar una cirugía, ella le pidió a Dios que no la fueran a operar. Una noche soñó con la hermana María Luisa que se sentaba a su lado y que ella le quemaba el vientre y le decía que así era que se iba a sanar y al ir al médico le dijeron que ya tenía cauterizada su enfermedad y que no debían hacerle la cirugía. También tenía un dolor en sus manos y a pesar de eso fue a la alabanza tuvo una experiencia y pudo alabar a Dios con palmas para Él.

Segundo testimonio: Dios le dijo en profecía que seria una persona nueva y diferente en la forma de pensar, actuar y proceder, la palabra de Dios se ha cumplido en su vida. También que usaría a un ser del exterior y que le daría un vehículo nuevo, y así pasó, un tío le regalo una motocicleta y le dio dinero para poner su negocio propio. También que estaría recibiendo una bendición por parte de la hermana María Luisa, y que también el tendría un momento difícil. Sucedió que tuvo un accidente en la motocicleta, pasó a un lugar oscuro en el que no se podía mover y veía una luz, al llegar a esa luz vio ala hermana María Luisa y dice que en el sueño la hermana le impuso manos y le toco su abdomen y columna y le dijo que regresara porque tenía una tarea, posterior a ello despertó de un coma, y le iban a amputar los brazos, que tendría una recuperación muy difícil, Dios en profecía le dijo que lo iba a sanar y que posterior a ello estaría como si nada le hubiera pasado, y ahora se encuentra sano. Dios le ha permitido terminar sus estudios Universitarios y le da la Gloria a Dios.

Tercer testimonio: Testifica que enfermó de repente de su ojo izquierdo y no podía ver por el, fue al médico y el dictamen fue que tenía que tomar unos medicamentos para no perder su visión. Tuvo un sueño en el que la hermana María Luisa lo miró, se acercó y le tocó los ojos, le dijo “tranquilo, todo va a estar bien, ya estás bien” y una semana después fue sano. Los médicos estaban sorprendidos, le da la gloria a Dios ya que lo sanó por medio del sueño con la hermana María Luisa.