Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

Testimonios en Montevideo (Uruguay), Cali y Villavicencio (Colombia) – Febrero 2019

Testimonio en Montevideo Uruguay:
Una hermana testifica como su madre que no quería saber nada de Dios. En un accidente acuático cayó al agua lo que causó un ahogamiento y sus pulmones se llenaron de agua causando un edema pulmonar.

Los médicos le decían que de esa noche no iba a sobrevivir y que era la paciente en estado mas crítico de todo el CTI del hospital.

Ese día ella fue a la Iglesia y el Espíritu Santo en profecía le dijo: “POR ESE SER QUE EN ESTE MOMENTO ESTÁ DELICADO DE SALUD; NO TE PREOCUPES, PORQUE YO LA SANARE”.

Dios le dio experiencias a su madre durante el tiempo que estuvo en coma, donde ella se veía que había fallecido y le pedía al Señor que le diera otra oportunidad por ella, por sus nietos y que le serviria.

Transcurridos 20 días de estar en estado crítico y después de que solo funcionaba un 10% de sus pulmones. Dios hizo un prodigio y la sanó.

Cuando despertó lo primero que le dijo a su hija: quiero que me lleves a tu Iglesia. Hoy los médicos y los familiares, reconocen que fue un milagro de Dios. ¡Gloria a Dios!

Dios le sanó y le levantó de una silla de ruedas (Popular Cali, Valle del Cauca, Colombia):
Dios le dijo que se iba a glorificar en su vida y que la iba a levantar de la silla de ruedas, que la ciencia médica quedaría perpleja, y sucedió que en la llevaron a la Iglesia y sin saberlo, hubo un Estudio Bíblico en vivo, y ese día Dios obró sanidad en ella, ella tuvo una experiencia en la que sentía que la alzaban de la silla de ruedas y salían cadenas de sus piernas. Al día siguiente en una cita médica le dijeron que no iban a volverle a operar, el médico se sorprendió cuando ella se paró de la silla de ruedas y ella lo invitó a la iglesia.

Dios le cumple promesas en cuanto a su salud (Barrio Dos mil bajo Villavicencio, Meta, Colombia):
Dios en profecia le dijo que le guardaría la vida, y así es que Dios la sanó de cáncer y también ella estaba en silla de ruedas por una enfermedad en su columna, y Dios la sanó en un Estudio Bíblico, de donde salió caminando. En otra ocasión le sanó, debido a que se había bajado su tensión. Ha bendecido a los suyos en el extranjero, y les ha ayudado en lo económico en los suyos, ha bendecido su hogar proveyendo lo necesario, y le da la gloria a Dios.