Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

Testimonios en Girardot, Manizales y Gigante Huila (Colombia) Junio 2019

Primer testimonio (Girardot, Cundinamarca, Colombia):
La hermana testifica que tuvo un fuerte dolor abdominal, el cual la llevó a ir al médico, y los médicos le dijeron que debía ir a cirugía porque estaba afectada su vesícula, la hermana le oró a Dios, y esa noche tuvo un sueño con nuestro Señor Jesucristo y la hna. María Luisa, y le hacían una cirugía en el sueño, y el Señor le dijo a la hermana:

“Enseña a aquellas personas que valoren a mi sierva porque es mi hija amada porque no es ella, soy yo con ella y soy yo en ella, soy yo el que hace milagros, quien enseña mi palabra, el que la rechaza a ella, me rechaza a mi, el que no recibe a mi sierva no me recibe a mi” Haciendo referencia a nuestra hermana María Luisa Piraquive.

Al otro día la hermana despertó muy adolorida, y al siguiente día el dolor cesó, y a los 3 días le hicieron una ecografía y le dijeron que su vesícula está completamente limpia y que solo requería consulta médica externa. Gloria a Dios.

Segundo testimonio (Manizales, Colombia): Sucedió que transportando un camión se quedó sin frenos, y por poco le quita la vida a varias personas debido a esta falla, y ante esto, él pensaba lanzarse al río con el camión, para no afectar a nadie, y no comprende cómo el camión se detuvo en un fragmento de 15 metros, le da las gracias a Dios y la gloria al Señor por este milagro. Expresa estar muy contento en la Iglesia al ver su manifestación.

Tercer testimonio (Gigante, Huila): La hermana testifica que siendo aún una adolescente anhelaba estudiar una carrera, pero lo veía muy lejano debido a la situación económica de su familia y el señor en su santa profecía le prometió que le permitiría estudiar una carrera y haría otros estudios y hoy ve que lo que un día anhelaba y lo que el Señor prometió, cumplido. También en profecía le decía el Señor que tendría dificultades en su trabajo pero aunque Él solucionaría todo cuando ella reconociera en su lugar de trabajo el lugar donde ella se congrega, pues unas personas le preguntaron si ella asistía a una iglesia diferente a la tradicional y en ese momento se acordó de la profecía del Señor y con mucha prudencia les respondió que se congregaba en esta iglesia y desde ese momento personas que la miraban con indiferencia, hoy son muy cordiales con ella, porque sé que es obra de Dios, ella lo testifica. También le decía el Señor que, por medio de ella, sanaría muchos corazones, ella en el trabajo ve muchas personas con dificultades y las aconseja, creyendo que con ese consejo no es suficiente, pero las personas regresan dándole los agradecimientos muy felices y allí ve la palabra de Dios cumplida. También le decía el Señor que le hiciera imposición de manos a un ser querido, le impuso manos a la mamá, pues tenía muchas tribulaciones y el Señor la libertó. La hermana testifica que hoy todo lo que hay en su hogar, y todo lo que son, Dios lo prometió y Dios todo lo cumplió. Le da la gloria y la honra a Dios.