Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

Testimonios en Brasil, octubre 2018

Primer testimonio: Testifica que Dios le dijo en profecía que le daría un cambio de vivienda, y que no se preocupara por ningún bien material, porque Él estaría proveyendo todo, así es como el vio su palabra cumplida, su esposo y ella se mudaron a un apartamento nuevo, en menos de un mes consiguieron todos los muebles. testifica que Dios le ha dado todo lo que le ha prometido, Dios le ayudó con las ventas de su negocio, Dios le dijo que estaría con ella, y ha fortalecido su trabajo, su vida emocional, ha cambiado su modo de actuar y testifica para gloria de Dios.

Segundo testimonio: La hermana testifica que cuando conoció la Iglesia, le gustó mucho la predicación, pero no le gustaban los himnos y los coros, ella solo iba a la iglesia por acompañar a su esposo, Dios en profecía le dijo “No te preocupes, yo sé que tú tienes dudas, yo se que hay cosas que no te agradan, pero yo voy a dar ese gozo en tu corazón, aquella bendición, aquella alegría; porque yo ya te dije desde la primera vez que aquí está el verdadero Dios” fue pasando el tiempo y empezaron a gustarle los himnos y los coros. Un día tuvo un sueño con la hermana María Luisa, donde ella estaba cantando los himnos y los coros con ella, y después de eso todos los días canta los himnos y los coros, de esta forma Dios cumplió la promesa. Después de cierto tiempo, el Señor le dijo: “Acuérdate que te quité esa atadura de corazón, ahora vas a recibir el Espíritu Santo aquí y tú vas a sentir más gozo, más alegría en tu corazón, no te preocupes, deja que yo voy a hacer mi obra en ti” y hace pocos días e Señor le bautizó con el Espíritu Santo, y cada día que pasa, cuando comienza a sonar un coro, ya tiene aquel gozo y emoción. Testifica para glorificar el nombre del Señor.

Tercer testimonio: Dios le dijo en profecia que estaría cambiándolo, que sería un nuevo hombre, pero él se preguntaba como sería esto, ya que pensaba que no tenía nada malo, y nunca pensó servirle al Señor. Ahora se ha dado cuenta de que lo que hacía estaba mal delante de Dios. El Señor le ha dado gozo, paz, felicidad. hoy siente alegría para servir al Señor, Dios le enseñó la importancia de la alabanza a Dios, ya que no le gustaba, pero el Señor mismo le ha enseñado. Antes no le gustaban las enseñanzas acerca de la idolatría, se incomodaba con ello, era obstinado y decía que iba a adorar imágenes toda su vida como lo hacia su familia, pero Dios le enseñó acerca de la idolatría, también sobre la salvación y la vida eterna. El Señor también le enseñó acerca del diezmo, acerca de la importancia de la Biblia, a valorar a su esposa, a su familia.