Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

Testimonios en Bogotá, Cajicá y Manizales (Colombia) Enero 2020

Primer testimonio (Suba Mercedes, Bogotá, Colombia): La hna. comenta que a su esposo le detectaron cáncer, empezó el tratamiento, pero por razones económicas no pudo seguir pagando el servicio de salud, a los tres años volvieron a la ciencia medica y el especialista quedó asombrado diciendo que este era un milagro de Dios porque se encontraba sano.

Segundo testimonio (Cajicá, Colombia): El hermano testifica que Dios le hacía la promesa de traer a toda su familia a la Iglesia quienes anteriormente se congregaban en la religión tradicional, y dos años después le dijo que se glorificaría en uno de los suyos quien tendría una enfermedad delicada, y sucedió que su hermano mas joven tuvo un cáncer, y a través de esa experiencia y hablándoles de las promesas de Dios, su familia asistió a la Iglesia, allí sus padres encontraban tranquilidad. Luego de un tiempo su hermano quien estaba en quimioterapias también fue a la Iglesia y Dios le habló en profecía y le dijo que obraría sanidad en él. El hermano recordó una enseñanza de la Hna. María Luisa que dice que le puede imponer manos a su familia, y luego de un tiempo su hermano fue sano, ahora su familia asiste a la Iglesia y la defienden con convicción.

Tercer testimonio (Cajicá, Colombia): Dios en profecía le decía que no se preocupara por que la iba a sanar, al tiempo le diagnosticaron insuficiencia renal en su riñón izquierdo, ella le comentó al pastor quien le dijo que no se preocupara porque Dios ya le había hablado que Dios la sanaría y en los exámenes mas recientes le dijeron que no se preocupara porque tiene sus riñones normales.

Cuarto testimonio (Manizales, Colombia): Testifica que hace unos años, Dios le decía en profecía que recibiría una llamada, porque tendría que partir a ver un ser que estaría enfermo pero que ella debía imponer sus manos y le respaldaría haciendo la obra poco a poco. Así fue que eso se cumplió, ella viajó y oró por su familiar, y Dios obró poco a poco. Ella le habló de Dios a su familiar, y le oraba a Dios en los Estudios Bíblicos para que hiciera su obra en ella si era su voluntad. En unos exámenes encontraron que ya no tenía trombos en el cerebro y en su cornea, lo cual le había hecho perder la vista. Pero Dios hizo sanidad en ella completamente.

Iglesia de Dios Ministerial de Jesucristo Internacional
https://idmji.org