Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

Testimonios en Barcelona, España (Marzo 2019)

Primer testimonio: La hermana testifica que Dios le dijo en profecía que le daría ese don que tanto le pedía, y la hermana soñó que le imponía manos a su mamá, quien estaba enferma. Al otro día soñó con la hermana María Luisa Piraquive en el que le realizaba una operación a su mamá, y en el siguiente día le realizaron una ecografía y ya no tenía el mioma en su cuerpo.

Segundo testimonio: Testifica que al ver el Estudio Bíblico de Salmo 32, donde la hermana María Luisa Piraquive dio una profecía a la Iglesia en la que Dios prometía que estaríamos recibiendo bendiciones espirituales y materiales, a los pocos días el hermano recibió un aumento de sueldo por parte de su empleo. Luego de ver la segunda parte y la tercera parte de ese Estudio Bíblico, a los pocos días le dieron un apoyo por parte de una entidad del gobierno en su país, y posterior a ello otro aumento de sueldo en su trabajo. Testifica también que su mamá llevaba postrada 9 meses en silla de ruedas, y el Señor le dijo en profecía que no se preocupara, y a los pocos días tuvo un sueño con la hermana María Luisa, quien le decía, “hermano ¿qué quiere que haga por usted?” y el hermano le dijo que si podría imponerle manos a su mamá y así lo hizo la hermana María Luisa en el sueño. Su mamá llevaba esperando esos 9 meses que le realizaran una cirugía, y dos días después del sueño le realizaron la cirugía, pasó por manos de la ciencia, hoy en día se encuentra sana y ha vuelto a caminar.

Tercer testimonio: Testifica que Dios le había dicho en profecía que debía fijarse en la hermana María Luisa Piraquive, en su forma de leer la biblia y su forma de actuar porque era muy importante. Dios le ha dado los dones espirituales le da la gloria al Señor.

Cuarto testimonio: Dios le dijo que le daría una sanidad perfecta a los suyos, su hermana tenía hernias en su columna, y tenía mucho dolor, ella fue al médico y luego no le encontraron las hernias, también tenía un problema en su matriz, lo que le impedía tener hijos, pero lo que tenía desapareció. Dios le prometió que trabajaría en España, y Dios le ha cumplido, le ha dado el tiempo para ir a la Iglesia, también le ha bendecido en sus estudios universitarios de doctorado. Y todo esto lo testifica para gloria de Dios.