Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

Testimonios en Barcelona, España – Julio 2019

Primer testimonio: La hermana testifica que hace 8 años Dios le había hecho promesas con su hija quien vivía muy enferma y le habían tenido que retirar los ovarios de su cuerpo en varias cirugías. Hace un mes le dijeron que nuevamente tenía quistes, y le hicieron unos exámenes y la hermana se fue para la Iglesia a un Estudio Bíblico y antes de entrar, su hija la llamó y le dijo que nuevamente habían encontrado sus ovarios y que no tenía quistes, Dios los restauró y la sanó.

Segundo testimonio: Testifica que Dios lo guardó de un accidente, ya que tenía una llanta de su vehículo suelta, durante más de 10 días, y no se percató de ello, pero no tuvo ningún accidente. También que un sobrino suyo que tenía ataques epilépticos, y tuvo que ser medicado de por vida, el hermano lo invitó a la iglesia, y siguió asistiendo al médico, pero le contó su sobrino que tuvo una experiencia en un Estudio Bíblico y Dios lo sanó de ello, confirmando con el médico y los exámenes.

Tercer testimonio: Hace 3 años Dios le dijo en profecía que pasaría por manos de la ciencia, y sucedió que su padre tenía un cáncer avanzado, estuvo en tratamiento por 3 años, al principio tuvo miedo pero gracias a la ayuda de Dios salió adelante y recientemente tuvo una revisión médica y le dijeron que está completamente sano.

Cuarto testimonio: Dios le decía en profecía que no se preocupara porque ya Dios había hecho sanidad en su cuerpo, y sucedió que encontraron unos miomas en su vientre y la hermana le oraba a Dios, y posterior a ellos los médicos quedaron sorprendidos porque aquello había desaparecido de su cuerpo. Gloria a Dios.

Quinto testimonio: Testifica que había estado en muchas iglesias, y en la Iglesia de Dios Ministerial de Jesucristo Internacional, Dios le habló en profecía y le dijo que le abriría esa puerta que se había cerrado para ella. Sucedió que ella perdió su trabajo debido a que no sabía inglés, durante varios años esperó y en el mes de mayo, Dios le había dicho que cruzaría fronteras y que haría un largo viaje, así que ahora regresó a su trabajo y la ha llevado a Nepal en Katmandú, y a Dios dispuso personas que le ayudaran a cuidar a su esposo quien estaba enfermo. Al volver de ese viaje y fueron al médico y les dijeron que los ganglios cancerígenos están inactivos y le suspendieron las quimioterapias y que podría vivir una vida normal. Gloria a Dios.