Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

Testimonios en Arauca y Manizales (Colombia) – Septiembre 2018

Primer testimonio: La hermana testifica que Dios en profecía le prometió que le daría el don del Espíritu Santo, y llevando solo 9 meses de asistir a la Iglesia, Dios le ha bendecido y está alabando al Señor en lenguas, y es algo que ella no puede describir. La hermana ha recibido promesas de Dios en cuanto a sus hijos y le da la gloria a Dios e invita a los hermanos a continuar en los caminos del Señor.

Segundo testimonio: La hermana testifica que hace 7 meses se sintió mal de Salud, y el Espíritu Santo en la santa profecía le dijo que no se preocupara, porque Él estaría con ella y cuidaría de ella; que su salud estaría en sus manos y que haría un milagro.

Un día le programaron una cirugía a corazón abierto, tuvieron que cambiar la válvula mitral por una válvula biológica, el médico decía que la cirugía duraría 4 horas y que habría mucho riesgo, pero la cirugía solo duró 2 horas y media, y todo salió muy bien.

Luego, presentaba arritmias cardíacas y los médicos le decían que debían implantarle un marca pasos, pero Dios en profecía le dijo que había estado con ella en aquella cirugía y que no permitiría que le hicieran más de lo que le tenían que hacer.

A la hermana le hicieron un colter y un eco-cardiograma y la encontraron bien de salud. La hermana tuvo una experiencia y un día en su habitación vio como caía agua como si estuviera lloviendo, y del piso de la habitación empezó a crecer un jardín hermoso que se iba desvaneciendo, la hermana testifica para darle la gloria a Dios.

Tercer testimonio: La hermana testifica que Dios en profecía le decía que estaría alargando sus días de vida. Así que un día estuvo en un viaje donde el bus quedó al borde de un abismo y debajo un río, sus hijas pudieron salir del bus, y después tenían que saltar dos metros para salir del bus y pudieron salir. Al suceder esto la hermana sintió que estaba con vida gracias a Dios y recordó la promesa de Él.

El Señor le prometió una casa y el Señor se la dio tal cual como ella quería; el Señor restauró su matrimonio; ha bendecido a sus hijos de forma que a uno de sus hijos lo llevó a estudiar a México. Estando su hijo sin dinero en ese país, la hermana quiso hacer un préstamo, pero no pudo, y ella lloraba por esto. Pero Dios le dijo en profecía que Él quien da todo, y el Señor se manifestó en su hijo en ese país proveyendo todo, y le da la honra y la gloria a Dios.