Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

Testimonio en Suba El Pinar, Bogotá

Dios le dijo a la hermana en profecía que tendría una prueba muy difícil, pero que Dios estaría con ella, así fue que su hija sufrió un derrame cerebral y le dijeron que tenía la enfermedad de Guillain-Barré, y que en 3 días la tendrían que hospitalizar. Pero a su hija la dieron de alta, nunca supieron claramente que le sucedía a la niña y no pudieron dar un diagnóstico, le decían que la hermana tenía un Dios muy grande. La niña en 3 meses recuperó la movilidad en su pie y no tiene secuelas de la enfermedad.