Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

Testimonio de una hermana en España que contrajo el Coronavirus – 26 de marzo de 2020

La hermana testifica que Dios le había hecho la promesa de ser médico en Colombia, y la promesa de capacitarse en el extranjero y madurar en aspectos de su vida. Hace un año se traslado a España y Dios le dio una bendición laboral y le anunciaba en profecía que vendrían momentos muy difíciles para su vida, pero que no se preocupara, que le permitiría aprender y que dependería de su mano y que no se sintiera sola por que estaría con ella, y que le orara por que se iba a manifestar.

Estando trabajando en el sector de la salud en España adquirió el virus por los pacientes que estaban contagiados, comenzó a sentir los síntomas, le diagnosticaron Coronavirus y la aislaron en su casa porque no había espacio en los hospitales, en su habitación vivió los síntomas de forma muy fuerte, ella le oraba a Dios por ello.

En un momento cerró sus ojos y tuvo una experiencia espiritual en un sueño en el que un ser muy grande le daba un agua la cual ella bebía, y muchas cosas salían de su cuerpo y ella se revitalizaba, y muchas personas enfermas veían como se sanaba, y le pedían que les diera de esa agua, y Dios le hizo comprender que es la labor que tienen sus hijos de dar a conocer su palabra. Después de eso Dios le quitó la fiebre y pudo dormir.

Al día siguiente se fortaleció en el Señor escuchando las enseñanzas de la hermana María Luisa Piraquive. Durante la enseñanza le oró a Dios porque no tenía los suficientes alimentos en su casa y no tenía fuerzas, y ella le oró. La hermana vio el respaldo a esta oración. Así fue que le enviaron alimentos preparados por medio de una vecina, y así en adelante en su aislamiento. Dios le ha ayudado.

La hermana había perdido su olfato y su sentido del gusto y luego de haber orado durante las enseñanzas, ha ido recuperando estos sentidos. La hermana exclama que Dios es la medicina y solo Dios nos levanta de todo ello. Gloria a Dios.