Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

Testimonios en Calle 80, Bogotá (Colombia) Julio 2018

Primer testimonio:

Dios en profecía le dijo que lo estaría probando como el oro y la plata, y que el enemigo quería su vida. Sucedió que un día tuvo un accidente, donde hubo fracturas de sus vertebras, y el médico dijo que no lo iban a operar, que no había nada que hacer, porque no iba a volver a caminar, el hermano le oró a Dios, y le dijo que sin caminar no podría ir a la iglesia, le recordó que fue el Señor quien le había traído a sus caminos y el Señor lo sanó y hoy en día se ha recuperado.

También el hermano le pidió a Dios una esposa que fuera de la Iglesia, y así el Señor le concedió su esposa. Testifica para darle la gloria a Dios.

Segundo testimonio:

La hermana testifica que le descubrieron un cáncer terminal muy agresivo, pero el Señor en profecía siempre le decía que no se preocupara, que confiara muchísimo en Él, que iba a probar su fe, y que estaría demostrándole a la ciencia médica su poder y que los estaría confundiendo. Los médicos le dieron 4 meses de vida, su enfermedad avanzó y estuvo 20 días en coma. Los médicos decían que no se levantaría. La hermana le oraba a Dios, y le pedía que le permitiera estar en sus atrios.

Sus familiares y personas cercanas se alejaron de ella, pero Dios fue quien la acompañó. El Señor le decía en profecía que le estaría mostrando su poder. La hermana se encontraba sin trabajo, pero aún así siempre tuvo dinero para sus gastos. Dios le daba sueños en los que la hermana María Luisa la consolaba, y le leía los capítulos de la Bíblia.

Ella tenía 7 médicos tratantes y dos de ellos no creían en Dios; hoy en día dos de ellos se congregan en la Iglesia. En un momento le dijeron que tendrían que hacerle quimioterapias de por vida, pero el Señor en profecía le dijo que le harían nuevos exámenes donde saldría algo a la luz, y en los últimos exámenes que le realizaron, arrojaron como resultado que el cáncer a sanado al 100%, gracias a esto le suspendieron las quimioterapias. Gloria a Dios.