Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

Testimonios de Candelaria La Nueva, Bogotá – Mayo 2016

SANIDAD
Una hermana testifica que Dios le había dicho que no de los suyos viviría una dificultad pero que Él se manifestaría. Se señora madre se enfermó, se tomó una medicina que no le hizo bien. Literalmente murió, se la bajó la tensión y quedó muy mal. Ella llamó al sistema de salud y en diez (10) minutos estuvieron en su casa. Cuando llegaron la hermana ya estaba mejor. Dios la sanó y revivió.

LIBERACIÓN DE DROGAS
Una hermana testifica que su hijo estaba en el camino de las drogas. Ella no sabía hasta que una persona le contó. La hermana oraba y pedía hasta que un día su hijo, sin necesidad de ir a ninguna institución, dejó por completo el consumo de sustancias alucinógenas. Unos vecinos que tienen un hijo en una institución y han gastado mucho dinero en tratar de sacar al menor de las drogas le preguntaron cómo hacía, a qué institución lo había llevado. La hermana les dijo ustedes tienen dinero, yo tengo a Dios. Los invitó a la Iglesia y ya están asistiendo.

SANIDAD
Una hermana testifica que tuvo que viajar de urgencia desde Venezuela porque su hijo se enfermó. Al llegar se enteró por los médicos que tenía cáncer y que éste ya había hecho metástasis y estaba a punto de morir. Los médicos dijeron que no había nada que hacer. Ella fue a la Iglesia Dios le prometió que sacaría adelante por el que tanto oraba. A los pocos días el joven ya estaba caminando, y viéndose por sus propios medios. Dios lo sanó. Además, sus hijos en Venezuela, a pesar de las dificultades que se viven a diario, se encuentran bien, el Señor les provee todo y nunca han tenido problemas de abastecimiento.