Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

Testimonio en Puerto Salgar

La hermana testifica que el Señor le anunció que la estaría probando, que un ser querido estaría grave de salud, su hija aun no había nacido. La hermana no entendió en ese momento, cuando la niña tenía 16 meses le detectaron un cáncer en su médula espinal que no la dejaba caminar.

Pero Dios le habló a la hermana y le prometió que le daría el triunfo y la victoria. Su hija recibió la cirugía y le decían que luego de la operación podría quedar parapléjica, pero la niña salió moviendo sus piernas sin ninguna dificultad y la hermana le dio la gloria y honra al señor. Luego en la etapa de quimioterapias la hermana le oró al Señor encomendandole su hija, Dios la escucho y la niña salió fortalecida luego de 26 quimioterapias. La niña pudo caminar y la hermana testifica para la gloria y la honra del Señor.