Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

Testimonios en San Gil y Usme (Colombia); Madrid (España) y en Uruguay – Febrero de 2020

Primer testimonio (San Gil, Santander): Testifica que fue diagnosticada con cáncer en el páncreas, y esta enfermedad estaba comprometiendo mas órganos, y al ser desahuciada la recibieron unos familiares en su casa, era una situación difícil y ella expresaba que solo quería morir. Pero su hermano la invitó a la Iglesia de Dios Ministerial de Jesucristo Internacional, Dios le hizo la promesa en profecía que la sanaría en un abrir y cerrar de ojos y que confundiría a la ciencia médica, posterior a ello Dios la sanó y luego de dos años se encuentra en muy buen estado de salud.

Segundo testimonio (San Sebastián de los Reyes, Madrid, España): Dios le dijo en profecía que el ser que ella mas amaba estaría enfermo pero que no se preocupase, que estaría con ese ser, ella pensaba que era su mamá, pero tuvo a su hija quien recién nacida fue atacada por un virus que tocó su sistema respiratorio, los médicos le dijeron que la enfermedad se podría aumentar. El enemigo quería atacarla ya que sus familiares a escondidas de ella intentaron hacer cosas que no agradaban a Dios por sanar a su hija, pero ella logró darse cuenta a tiempo e impedir esto. La hermana le oró a Dios viendo un Estudio Bíblico, recordándole las promesas, y al día siguiente su niña ya estaba mejor de salud y ahora luego de un mes y medio se encuentra sana.

Tercer testimonio (Uruguay): El Señor en profecia le dijo que un ser querido estaría pasando por un quebranto de salud, que no se preocupara porque Él sería el que obraría. Su hija de 7 años tuvo un sueño donde se despedía de sus familiares y a las pocas semanas le diagnosticaron leucemia. Tuvo que someterse a un tratamiento muy agresivo de quimioterapia y para asombro de los médicos y de sus seres queridos. El Señor la sanó. Y le da la gloria a Dios.

Cuarto testimonio (Usme, Bogotá, Colombia): La hna testifica que recibió profecía donde el Espíritu Santo le decía que el diablo había puesto enfermedad de muerte en su vientre, pero que la iba a estar sanando a través de su hija (la Hna. María Luisa), esa misma noche tuvo un sueño en donde veía a la Hermana María Luisa Piraquive en un lugar imponiendo manos, y la hna le pedía al Señor para que la Hermana María Luisa le impusiera manos, así es como la Hermana María Luisa en el sueño le puso la mano en su vientre y le decía: “No se preocupe hna que ya está sana”. Luego ella tuvo un dolor muy fuerte, y la llevaron al hospital en donde le encontraron cálculos en los riñones y algo extraño que estaba tapado, la remitieron a otro hospital y cuando le volvieron a hacer exámenes no le encontraron nada, esto lo testifica para darle la honra y gloria al Señor.