Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

Testimonios en el norte de Manizales y Tuluá (Colombia) – Marzo de 2019

Primer testimonio (Manizales, Norte): La hermana testifica que lleva menos de un año en la Iglesia y el Señor en profecía le dijo que le sanaría de todas su dolencias, el Señor la sanó de sus pies, ya que tenía un problema en ambos pies y en el médico le decían que tendría que andar siempre con bastón, pero hoy en día ya no lo usa porque está sana. También el Señor le guardó de un accidente junto a su esposo.

Segundo testimonio (Manizales, Norte): El hermano testifica que llegó a la iglesia desde niño, él pasaba dificultades porque no tenía la capacidad económica, pero el Señor le hizo la promesa de que estudiaría y esto se ha cumplido. También el Señor le dijo que haría un milagro, ya que su mamá estaba en estado de coma y su padre había fallecido, pero Dios le decía que no se preocupara porque solventará todo, y Dios siempre hizo muchas cosas como personas que les daban mercado, y en una ocasión fue a pagar la cuota de la casa y todo estaba saldado.

Tercer testimonio (Tuluá, Valle): Testifica que estando joven, el Señor le dio un sueño en el que le decía que fuera a su iglesia, y de esa forma le trajo el Señor a la Iglesia. Dios le prometió un hogar, así fue que Dios le dio su esposa. Al tiempo anhelaban tener hijos, pero les habían dicho que solo tenían un 2% de probabilidades de tener hijos, pero Dios le dijo en profecía que tendría descendencia, así fue que Dios le dio un sueño a su esposa en el que le confirma que estaría embarazada y así es que hoy en día tiene su hijo, le da la gloria a Dios.

Cuarto testimonio (Tuluá, Valle): Testifica que el Señor le dijo en profecía que tendría a un familiar en la ciencia médica, pero que Él obraría en su familiar y sorprendería a la ciencia médica, y que haría la sanidad. Así fue que su esposo estuvo más de 20 días en cuidados intensivos y posterior a ello le dijeron que le iban a amputar una pierna, pero Dios no permitió ello, y posterior a ello estuvo otros 40 días hospitalizado y lo debían operar, ellos confiaron en el Señor, y el especialista se sorprendió, no tuvieron que hacerle la cirugía, y solo ha tenido que llevar ciertos cuidados, el Señor se glorificó en la salud de su esposo y le da la gloria a Dios.