Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

Testimonios Iglesia Pereira Centro (Colombia) – Abril 2017

Primer testimonio: El hermano testifica que el Señor le dijo que estarían haciendo un viaje con su esposa, ellos pensaban que iban a ir a pasear, la esposa de su hijo, les dijo que fueran a la clínica porque estaba convaleciente, su hijo estaba muy grave de salud y viajaron a Antioquia, el hijo le dijo que le impusiera manos, y así lo hizo, operaron al muchacho y en la cirugía el médico dijo que había fallecido, y dice el médico que entro una señora vestida de blanco y ella dijo que el todavía no se podía ir de este mundo, ella acomodó las 4 válvulas del corazón y les dijo que suturaran la herida, el médico al terminar salio a buscar a la señora y dijo que había sido un milagro de Dios, el hermano fue a la Iglesia y Dios le dijo que le impusiera manos porque se glorificaría, de esta forma lo hizo el hermano y su hijo tuvo una recuperación rápida comparado a otros pacientes, y el hermano le da la gloria a Dios porque guardó la vida de su hijo.

Segundo testimonio: Antes de llegar a la Iglesia, venía de Estados Unidos a hacer un negocio, pero todas las puertas se cerraban y de igual forma con su familia, al entrar en depresión se arrodillo y lloro y le argumentó a Dios sobre esta situación, sintió mucha paz y al pasar el tiempo lo invitaron a la Iglesia y Dios en profecía se le presentó como el Dios todopoderoso y el dueño de todo lo existente, y le habló con las palabras con el que el le oraba, le hizo promesas en cuanto a sus negocios, y le dijo que lo había guardado de dificultades que tendría con esos negocios y por eso no le permitió, y esto fue mucho antes de llegar a la Iglesia, Dios le ha respondido su oración.

Tercer testimonio: La hermana a sus 22 años había perdido la audición en su oído derecho a causa de un golpe, para ello no había tratamiento ni cirugía, al llegar a la Iglesia Dios le dijo en profecía que no se preocupara porque estaría restaurando ese órgano, 6 años después Dios obró sanidad en su oído y comenzó a escuchar algunos decibelios y el médico quedó sorprendido, un día recibió profecía por su oído derecho que era el enfermo y para sorpresa de la hermana pudo escuchar claramente la profecía y recuperó la audición de su oído derecho, le da la gloria a Dios.