Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

Testimonios en Simijaca y Chiquinquirá, Boyacá (Colombia) – Noviembre 2017

Primer testimonio: La hermana testifica que Dios le venía diciendo en profecía que estaría guardándole y ayudándole a ella y su familia. Sucedió que su hijo sufrió una infección intestinal, y estuvo durante 45 días en los que no se movía, la hermana muy preocupada, pero recordó la promesa de Dios de que lo estaría sanando. La hermana le oró a Dios, y el Señor le hizo promesas de la sanidad que haría, lo llevó a un especialista, y el Señor lo fue levantando y sanando poco a poco, y ahora su hijo está sano.

Segundo testimonio: Dios le dijo en profecía que no se afanara por los suyos. Sucedió que su nieta quién iba en bicicleta, tuvo un accidente en el que un carro la atropelló, pero Dios le guardó la vida.

Tercer testimonio: Dios le prometía que le bendeciría en lo laboral y le guardaría su empleo, un día al llegar a su trabajo le despidieron, pero la hermana se acordó de la promesa, de que no permitiría que le quitaran su trabajo, la hermana le oró a Dios. La hermana se sentó al computador y escribió un documento, a los 8 días le dieron un ascenso. También el Señor le guardó en un accidente en su casa en el que le cayó en su cuerpo un liquido caliente. Pero Dios le guardó y no le sucedió nada.

Cuarto testimonio: La hermana testifica que tenía un dolor muy fuerte en sus manos, y la hermana pidió imposición de manos, y al otro día ya no sentía éste dolor. Dios le prometió un nuevo trabajo, que lo aceptara y así sucedido. Y ha recibido muchos obsequios en su trabajo por promesa del Señor.