Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

Testimonios en la Iglesia de Armenia Norte (Colombia) – Junio 2017

Primer testimonio: La hermana testifica que el médico le pronosticó una extraña enfermedad a su hija, y le daban solo 4 días de vida. La niña le dijo que la llevara a la Iglesia y le pidió que la persona que estaba en el púlpito “le pusiera las manos en su cabeza”. La hermana así lo hizo, el pastor le impuso manos a la niña y oró por ella. A su mamá también y Dios le habló en profecía y le dijo: “tu hija esta completamente sana, no te preocupes, la veras crecer”, Dios ha cumplido su promesa ya que hoy en día su hija tiene 17 años.

Segundo testimonio: Dios le prometió por medio de la profecía, una sanidad en su cuerpo. El hermano tuvo una enfermedad por 30 años, tenía su pierna derecha 6 centímetros mas corta que la otra. Hace 3 meses le hicieron una cirugía y Dios se glorificó, ya tiene sus dos piernas iguales, y ya no camina inclinado. Le da la gloria a Dios.

Tercer testimonio: Dios le ha prometido desde que llegó a la Iglesia que guardaría su vida. La hermana tuvo unos dolores abdominales muy fuertes y cada vez estos dolores eran mas intensos, ella le pedía a Dios que le sanara. El año pasado Dios le bendijo en lo laboral, y pudo tener servicio médico y asistir al especialista, el Señor en profecía le dijo que fuera muy obediente a las indicaciones del médico, que si lo hacía así, sería Dios quien se glorificaría y pondría el especialista idóneo. Así lo hizo la hermana. En los resultados de los exámenes encontraron que tenía dos tumores y cáncer. Que le harían dos cirugías en sus ovarios y útero. Peor al proceder solo tuvieron que hacerle una cirugía y no encontraron el segundo tumor, así lo confirmó una segunda ecografía. También le dijeron que no tenía cáncer y que lo que tenía se podría controlar con medicamentos. La hermana le da la gloria a Dios porque se manifestó en ella.

Cuarto testimonio: La hermana testifica que ha asistido a la iglesia desde muy pequeña, pero ella no comprendía lo de Dios. El Señor le permitió una situación en la que no podía sola, y nació en su corazón volver a la Iglesia y Dios escudriñó su corazón y le ha hecho promesas que ha cumplido, le ha bendecido en diversos aspectos en su vida así como en lo espiritual.

Quinto testimonio: La hermana testifica que al llegar a la Iglesia estaba enferma, sufría de obesidad y Dios le bendijo porque permitió que le realizaran varias cirugías. La hermana caminaba con un bastón porque no podía sostenerse sola, pero un día lo perdió y cuando se dio cuenta estaba caminando sin la ayuda del bastón.