Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

Testimonios en Cajicá, Cundinamarca y Bosa, Bogotá (Colombia) – Marzo 2017

Primer testimonio (Cajicá, Cundinamarca): Testifica que era atea y llegó a la Iglesia por un aguacero, en la Iglesia Dios le habló de su vida y de sus hijos, y que quitaría la amargura de su corazón, ella narra la experiencia con su hijo, quién había caído en las drogas, ella le oró a Dios por su hijo quién se había ido de la casa, y desde el día que su hijo volvió, las cosas cambiaron. A los 20 días de estar en la Iglesia Dios empezó a cambiar su vida, la armonía en su hogar y en lo económico, y el Señor cambió a su hijo en todos los aspectos y la hermana veía la transformación en su hijo y a ella, ya que le puso un amor muy grande por su hijo. Su hijo ingresó a trabajar a una multinacional, en el testimonio la hermana agradece a Dios y a nuestra hermana María Luisa.

Segundo testimonio (Bosa, Centro): La hermana testifica que Dios le decía que la estaría sanando, ella sentía fuerte dolores de cabeza que afectaban sus labores y sus estudios. La remitieron a los especialistas y al neurólogo, le decían que no era posible que ella pudiera caminar, pero Dios le había prometido que le quitaría este dolor, ella vivía preocupada por sus estudios, Dios puso gracia y le ayudaron en la institución que estudiaba, el Señor le dijo que obraría a través de la hermana María Luisa y sucedió que pudo estar en un Estudio Bíblico en vivo, y desde el otro día ya no sentía los fuertes dolores de cabeza, al volver al neurólogo le volvieron a hacer exámenes y su cabeza estaba completamente bien.