Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

Testimonios de la Iglesia Manizales Norte y San Marcos Villavicencio (Colombia) – Febrero 2018

Primer testimonio (Manizales): La hermana testifica que Dios le dijo en profecía que estaría pasando por momentos muy difíciles, pero que se estaría glorificando en el último momento, pero que no discutiera, y que orara con argumentos. Ella y su familia se dedican al reciclaje y sucedió que su proveedor dejó de trabajar con ellos y la hermana le oraba a Dios y Dios tocó el corazón de la persona que les compraba el material y Dios hizo su obra. También sucedió que perdió su casa debido a la tragedia en este municipio y ella le oraba a Dios en detalle, le pedía que le ayudara y a pesar de las dificultades Dios les ayudó. También testifica que Dios le ha bendecido con el bautismo con el Espíritu Santo.

Segundo testimonio (Manizales): Dios en profecía le dijo que estaría bendiciendo en su trabajo, que estaría prosperándole en todo, que estaría dándole fortaleza y consuelo, Dios le dijo que estaría cuidando su vida y en su parto tuvo una hemorragia y peligro su vida pero Dios se glorifico en el último momento y salvó su vida durante la cesárea.

Tercer testimonio (Villavicencio): La hermana testifica acerca que su hijo fue diagnosticado con enfermedades raras e insuficiencia renal crónica y Dios le dijo que se iba a glorificar, estuvo 5 meses hospitalizado en Bogotá, y necesitaba compañía todo el tiempo, y ademas de costos elevados. Los médicos le decían que por lo general las familias se separan y pierden muchos recursos económicos por su alto costo de tratamiento, pero para ellos fue lo contrario, ya que hubo unión familiar, fue una lucha grande, y le decían que no sabían si saldría con vida, y la hermana iba a la iglesia a buscar de Dios y el Señor le decía que no creyera al hombre y que no temiera, y fueron 4 años de esta situación y el Señor cubrió todos los gastos. La hermana agradece a las personas de la Iglesia por el apoyo. Dios le dijo que recibiría una llamada que sería de felicidad. Y un día recibieron una llamada de un donante y el Señor se glorificó con el trasplante de riñón. Y que el diagnostico no existe y el señor sanó totalmente a su hijo.