Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

Testimonios de la iglesia en Charlotte, Carolina del Norte (Estados Unidos) Julio 2017

Primer testimonio: La hermana testifica que al llegar a la iglesia tenía muchos problemas y quiso quitarse la vida. Un día recordó que su familia asiste a la Iglesia, al buscar en internet, encontró que la Iglesia quedaba a 3 minutos de su casa. Al llegar a la Iglesia Dios le consoló y le dijo que esos sentimientos de querer quitarse la vida se los quitaría, ahora tiene deseos de vivir cada día, mejorar como persona y servirle a Dios. Ahora vive en paz y tranquilidad.

Segundo testimonio: La hermana testifica que Dios en profecía le dijo que estaría bendiciendo su vientre, la hermana tuvo amenaza de aborto, y los médicos se sorprendieron de que el bebé aun continuara en su vientre, luego tuvo preclancia, le dijeron que estaba desproporcionado su cuerpo, el médico se preocupaba, pero la hermana estaba tranquila, confiada en el Señor a pesar de que su situación empeoraba cada día. En profecía Dios le dijo a su esposo que el diablo quería la vida de su esposa y de la bebé, pero la hermana oraba y al llegar el tiempo la hermana continuaba confiada en el Señor. A pesar de las altas dificultades en la operación donde ella casi fallece, la niña nació perfecta y no encontraron malformaciones en su cuerpo, luego de que en todos los eco-sonogramas se mostraba lo contrario.

Tercer testimonio: El Señor le dijo que visitaría la ciencia médica, y al realizarse los exámenes decían que no tenía nada, ella por las noches se sentía muy cansada y no sabía que enfermedad tenía, Dios le dijo en profecía que sorprendería los médicos. Un día tuvo un infarto y al llevarla al médico encontraron una enfermedad en su corazón y le dijeron que podría fallecer muy pronto, los médicos se sorprendieron de que se encontrara con vida. La hermana oró a Dios, y con convicción le decía a los médicos que no iba a morir porque tenía la promesa de Dios. Su familia no le apoyaba y Dios le dijo que no estaba sola, en su recuperación Dios la guió por sueños y ahora le da la gloria a Dios.