Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

Testimonios de Candelaria La Nueva, Bogotá – Febrero 2016

En el primer testimonio es de una Hermana antigua en la Iglesia que desde hace 6 años el Señor le había hablado de una serie de inconvenientes que vendrían a su salud. Que no se afanara, confiara y siguiera adelante. La Hermana fue diagnosticada con 4 enfermedades terminales, entre ellas Lupus y cáncer en los huesos. Ella confiada seguía llegando a la Iglesia a pesar de los dolores y alababa a Dios. Sus familiares quisieron que ella se dejara ungir con un aceite que ellos le llevaban a lo que ella no aceptó, reconociendo que sólo Dios haría la obra. Iba periódicamente al médico, no se le suministraban las medicinas y eran muy lejanas las citas con especialistas. Ella siguió en la batalla de creer y la semana anterior fue al médico, quien sorprendido le mandó realizarse nuevos exámenes para constatar lo que habían salido en los primeros. Al realizarlos nuevamente el resultado fue diciente. ESTÁ COMPLETAMENTE SANA.

En el segundo testimonio un hermano testifica que dormía frente a la Iglesia como Habitante de Calle que era. Habían atentado contra su vida, se había salvado. Un día tuvo el sentir de ingresar al templo, lo hizo y Dios le dijo que Él lo había cuidado, protegido, que lo llevaría a un lugar lejano y allí lo bendeciría. Es así como a los tres días partió al norte de la ciudad y allí Dios empezó a cambiar su existencia. Hoy el Hermano tiene su vivienda, vehículo, Dios lo transformó y afirma que lo más importante no es el dinero sino tener a Dios como lo tiene en la Iglesia.