Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

Testimonio en la Iglesia de Pittsburg, California

La hermana testifica que Dios le dijo en profecía que la estaría sanando de adentro hacia afuera. Así fue que a ella se le quebraron las caderas y el fémur y encontraron que tenía cáncer de útero, la hermana empezó el tratamiento de quimioterapias y radioterapia, hoy en día la hermana ya no tiene cáncer, esta en un caminador y le da la gloría a Dios por el cumplimiento de su promesa.