Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

Testimonio en la Iglesia de Medellín, San Diego (Colombia) – Febrero 2018

Testimonio en la Iglesia de Medellín, San Diego (Colombia) – Febrero 2018

A través de texto compartimos este testimonio de una hermana en Medellín, Colombia:

Decía la hermana que hace algunos años, un 23 de febrero murió su hija adolescente y que a pesar de que Dios la había fortalecido no dejaba de ser difícil vivir con ese recuerdo todos los días, pero que más difícil era cuando se acercaba esa fecha cada año y sentir un dolor inimaginable.

El consuelo de ella era que Dios le había prometido que le quitaría esa tristeza y la cambiaria por alegría, sabía que Dios lo haría, pero no se imaginaba como iba a suceder.

Para ella fue sorprendente que el año pasado anunciáramos que se realizaría el Estudio Bíblico en Medellín, pero aún más sorprendente que se realizaría el 23 de febrero, a partir de ese momento en su mente no existía nada más importante que esperar ese día. Adicional a esto, ella le decía a Dios que sería muy bonito poder estrechar la mano de la hermana María Luisa y abrazarla, pero también entendía que era prácticamente imposible dada la cantidad de personas que estarían en la reunión.

Dice la hermana que al llegar a su casa después del Estudio Bíblico en su corazón había mucha felicidad, que Dios había cumplido su promesa de cambiar ese recuerdo de tristeza por alegría y en su corazón solo había gratitud para con el Señor, pero que sucedió algo aún más hermoso cuando estando acostada vió como la hermana María Luisa Piraquive entró a su habitación y le dijo “vine a saludarla y a darle el abrazo que me había pedido”.

La hermana testificó con mucha felicidad y añadía que de ahora en adelante cada 23 de febrero tendría un significado diferente. Le da la gloria a Dios y le agradece a la hermana María Luisa, y dice que esperará cada 23 de febrero para poder recordar esta bella experiencia.