Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

Testimonio en la Iglesia de Hempstead Long Island

El señor le dijo en profecía que su esposo viviría un momento difícil para que él reconociera que Dios es vivo y de poder. Así fue que su hijo cayó en coma y la hermana dice que creen que el hijo en algún momento murió. Dios llenó de fortaleza a la hermana durante la situación. Luego Dios le habló a la hija de esta hermana en Boston y le dijo que había un ser querido que estaba muy cerca a la muerte pero que Dios se iba a glorificar y haría un milagro muy grande. La hermana se sintió muy confortada. Los médicos dijeron que él moriría, que tendrían que hacerle trasplante de hígado y de riñón y que su mente no iba a estar bien. Pero Dios dijo que haría el milagro. Al poco tiempo él empezó a reaccionar, no le hicieron trasplante de hígado ni de riñones porque Dios los restableció, tampoco tiene problemas cerebrales.