Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

Precedentes Históricos y de Contexto Internacional

El Neopentecostalismo y la IDMJI

Entre los años 60 y 70 del siglo XX, creyentes de varias denominaciones cristianas de corrientes dominantes en Estados Unidos, Europa y otros lugares del mundo, comenzaron a aceptar la idea de que el bautismo con el Espíritu Santo también era posible en la época actual. Por ende, comenzaron a nacer iglesias de estas denominaciones a las que se les llamó carismáticas (del término griego “jarisma” que significa agradar o hacer favores) quienes argumentaban tener el don del Espíritu Santo. En esa época, el movimiento carismático compartía los mismos preceptos que el pentecostal, pero se diferenciaban en su origen histórico.

Para el investigador Peter Wagner, el surgimiento del pentecostalismo en 1906 es “La Primera Ola” en la historia del cristianismo del siglo XX. “La Segunda Ola” es el fenómeno carismático que nace del seno de las denominaciones cristianas de corrientes dominantes en la década de los 60 y 70. El predicador luterano Harald Bredesen acuñó el término.

“La Tercera Ola”, perteneciente a la década de los 70, consiste en la aparición de iglesias independientes con prácticas y doctrinas heredadas de los movimientos pentecostal y carismático, pero que no se clasifican en ninguna de las dos. Para la tipología usada en la historia del cristianismo, a estas iglesias de “La Tercera Ola” se les denomina iglesias neopentecostales o neocarismáticas.

La IDMJI, si se quiere, puede verse como un ejemplo de esta clasificación histórica. Según la tipología, estas iglesias o denominaciones practican la imposición de manos, ministran los dones de sanidades y la profecía, y se consideran independientes con su propio sistema de autogobierno y autorregulación. Las iglesias neopentecostales han surgido del seno de las iglesias evangélicas, luteranas, presbiterianas, episcopales, bautistas, metodistas y católica.

Así las cosas, puede decirse que la IDMJI vendría a marcar un hito dentro de la historia del cristianismo, como suceso religioso en América, debido a que ha hecho del Don de la Profecía la bitácora de vuelo del creyente. Ha permitido que el Espíritu Santo sea el guía individual de cada ser, y quien gobierne la Iglesia. En este sentido, la profecía se ha desarrollado de tal manera que hace parte íntegra del crecimiento de la Iglesia.

La guianza individual de Dios por medio del Don de la Profecía ha sido evidente y constante desde 1972. Además, en ella se ha logrado comprender la naturaleza de los demás dones espirituales para el servicio individual y general.

Finalmente, el sistema de gobierno de la Iglesia por medio de una líder visible, quien es la Hermana María Luisa Piraquive, permite que el Respaldo de la Iglesia se manifieste desde el vínculo entre Su persona y Dios, y entre Ella y el pueblo. Esta unión, forma la columna vertebral de la IDMJI que la hace una Iglesia fuerte, unida y bendecida.

Indice

Del Pentecostalismo al NeoPentecostalismo
El Bautismo con el Espíritu Santo
El Movimiento Pentecostal y la IDMJI
El Papel de la Mujer en la Iglesia Pentecostal
El Neopentecostalismo y la IDMJI

Pages: 1 2 3 4 5