Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

Algunos Temas Fundamentales

Dones Espirituales e Imposición de las Manos

 Característica propia de la Iglesia, como lo hemos dicho, es la guianza del Espíritu Santo, su manifestación mediante los dones espirituales, y entre ellos, especialmente el don de la profecía.

Siendo muchos los dones espirituales, y mencionados en numerosos pasajes del Nuevo Testamento, tengamos presente en esta oportunidad, por citar sólo unos pocos ejemplos, el de 1 de Corintios 12.

4 Ahora bien, hay diversidad de dones, pero el Espíritu es el mismo. 5 Y hay diversidad de ministerios, pero el Señor es el mismo. 6 Y hay diversidad de operaciones, pero Dios, que hace todas las cosas en todos, es el mismo. 7 Pero a cada uno le es dada la manifestación del Espíritu para provecho. 8 Porque a éste es dada por el Espíritu palabra de sabiduría; a otro, palabra de ciencia según el mismo Espíritu; 9 a otro, fe por el mismo Espíritu; y a otro, dones de sanidades por el mismo Espíritu. 10 A otro, el hacer milagros; a otro, profecía; a otro, discernimiento de espíritus; a otro, diversos géneros de lenguas; y a otro, interpretación de lenguas. 11 Pero todas estas cosas las hace uno y el mismo Espíritu, repartiendo a cada uno en particular como él quiere.

Respecto de la ministración o el ejercicio de los dones espirituales, es necesario destacar entre ellos la imposición de las manos, don por medio del cual se hacen evidentes otros dones. Se impone manos por sanidades, por liberación, para hacer milagros o para hacer repartir el bautismo en el espíritu santo.

 Esta característica del valor de la Imposición de manos, la resaltaba el apóstol Pablo, cuando en la primera carta que le escribe a Timoteo, en su capítulo 4, le instruye, como también a nosotros hoy.

 14 No descuides el don que hay en ti, que te fue dado mediante profecía con la imposición de las manos del presbiterio.

 Nuestro Señor Jesucristo, imponía las manos como consta en Mateo 19.

 14 Pero Jesús dijo: Dejad a los niños venir a mí, y no se lo impidáis; porque de los tales es el reino de los cielos. 15 Y habiendo puesto sobre ellos las manos, se fue de allí.

 Hechos de los Apóstoles, en su capítulo 19, también nos enseña sobre esto, respecto del Apóstol Pablo.

 6 Y habiéndoles impuesto Pablo las manos, vino sobre ellos el Espíritu Santo; y hablaban en lenguas, y profetizaban.

 De idéntica manera lo hicieron los Apóstoles Pedro y Juan, en Hechos 8.

 17 Entonces les imponían las manos, y recibían el Espíritu Santo.

Entonces, de manera reiterada y sistemática, la Escritura muestra con claridad la existencia, el trabajo y las bendiciones operadas por medio del don de Imposición de Manos.

Indice

Introducción
La Existencia del Dios Padre, Hijo y Espíritu Santo
La Biblia como Palabra Escrita de Dios
Existencia y Valor del Ministerio Llamado y Escogido por Dios
El Rol de la Mujer en la Iglesia
Una Iglesia Universal para Todos
El Bautismo en Agua
El Bautismo en el Espíritu Santo
Dones Espirituales e Imposición de las Manos
El Don de la Profecía
El Cambio de Vida
Resurrección y No Reencarnación
La Bendición de la Vida Eterna


Pages: 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13